Trastornos de ansiedad en la infancia

Trastornos de ansiedad en la infancia

Publicado en: Artículos | 0

Los miedos constituyen un factor casi constante en el transcurso del desarrollo humano. La aparición de la ansiedad en los niños indica una evolución en la que podemos observar como el niño va aprendiendo acerca de su propia individualidad, de sus limites y de sus recursos. Es una adquisición evolutiva fundamental para el ser humano.

A lo largo de la infancia aparecen miedos considerados normales. Entre los 6 y 18 meses comienzan los temores a la oscuridad y a lo desconocido. Alrededor de los 8 meses aparece la angustia frente al rostro de un extraño, reacción que revela el reconocimiento del rostro de la madre.

En la segunda infancia (2-3 a 6-7 años), la naturaleza de los miedos es muy amplia; aparecen temores a: animales, monstruos, fantasmas, situaciones de soledad, a los insectos, a los ruidos fuertes…

A partir de los 7 años se presentan temores acerca del rendimiento escolar y deportivo, temores de tipo existencial y el miedo a la muerte. La muerte es algo importante a tratar ya que es común que en estas edades se cuestionen y pregunten acerca de ella.

Estas sensaciones que se viven como desagradables por parte del niño o también del adolescente pueden cumplir una función de supervivencia en tanto en cuanto les ayude a apartarse de situaciones de peligro potencial (no acercarse a ciertos animales, no entrar en sitios oscuros, etc.). Sin embargo, cuando este miedo es desadaptativo, siendo el resultado es un enorme sufrimiento por parte del niño que lo padece y sus padres. El miedo, puede entonces condicionar su funcionamiento y alterar sensiblemente su capacidad para afrontar situaciones cotidianas.

Los temores descritos disminuyen o desaparecen cuando el niño evoluciona de modo normal y a medida que va creciendo.  Si esto no ocurre y las manifestaciones de la ansiedad son muy intensas, es probable que nos encontremos frente a unas dificultades mayores, por lo que es recomendable para el buen desarrollo infantil consultar con un especialista para atender estas dificultades y no dejar que vayan en aumento.

Es importante escuchar y atender a los niños y a sus dificultades, que a menudo son expresadas mediante miedos, angustias u otros síntomas, pero que son de igual forma importantes y a las que se les debe atender y dar sentido.

 

Dejar un comentario