La Reproducción Asistida

La Reproducción Asistida

Publicado en: Artículos | 0

Los tratamientos de reproducción asistida se han convertido en la elección de muchas parejas que no logran tener hijos o de mujeres que quieren hacerlo en solitario. Las personas que se someten a un tratamiento de fertilidad deben estar asesoradas de forma correcta, por lo que es indispensable acudir a un centro especializado y de confianza. Existen tres tratamientos básicos en la reproducción asistida dependiendo de su complejidad y son: inseminación artificial (IA), fecundacion in vitro (FIV) e ICSI.

Lo que para muchas parejas es un proceso natural se convierte para otras en una carrera de obstáculos, físicos y emocionales. Tristeza, frustración, ansiedad, incomprensión y miedo son algunos de los sentimientos de los que hablan aquellas personas que se encuentran en estos procesos. Muchos tienen que ver con la pérdida. Porque cualquier mujer o pareja que recurra a la reproducción asistida sufre una primera pérdida: la de no poder ser padres por el camino natural. El primer paso requiere aceptar que será necesaria la intervención de otros en ese proceso que habían imaginado como cosa de dos. Hay un cambio de valores, ideales y expectativas.

Delante de este nuevo momento nos preguntamos si influye el bienestar psicológico en el éxito de los tratamientos. Y la respuesta es afirmativa: Esto no quiere decir que las personas con estrés o un problema psicológico no puedan quedarse embarazadas, sino que van a tener más dificultades”. También hay informes que evidencian que los factores emocionales son la principal causa de abandono de los tratamientos.

Si se encuentra en un proceso de reproducción asistida es recomendable solicitar asistencia psicológica para afrontar el sentimiento de incomprensión que puede llevar al aislamiento y facilitar la identificación y la expresión de las emociones. “El duelo es la reacción normal frente a la pérdida; es un proceso que requiere un esfuerzo”

 

Dejar un comentario