La “epidemia” del TDAH

La “epidemia” del TDAH

Publicado en: Artículos | 0

Einsenberg, psiquiatra americano, en los años sesenta introdujo el diagnostico de “reacción hipercinética de la infancia” en todos los niños inquietos y con dificultades de concentración en clase, llegando a ser incluida esta clasificación en el Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales DSM-II, atribuyendo el malestar a causas genéticas y aplicando como estándar el tratamiento farmacológico.

Eisenberg declara a sus 87 años, seis meses antes de morir, que “el TDAH es un ejemplo de enfermedad ficticia” y señala que “lo que un psiquiatra infantil debería hacer es determinar más detalladamente las causas psicosociales que llevan a este comportamiento”, aunque, “es más rápido prescribir una píldora”.

Rápidamente podemos llegar a pensar en todos aquellos niños y los adolescentes nombrados como TDAH y sobremedicados con metilfenidato, más conocido como Concerta o Rubifen.

Actualmente, son diagnosticados como TDAH uno de cada diez niños en el mundo, más de 300.000 en España, llegando a convertirse esta clasificación en una “epidemia” que no deja de extenderse y tratarse en beneficio de las grandes empresas farmacéuticas y de algunas fundaciones que tratan a niños con estos trastornos.

Este escrito nos invita a pensar en el trato que recibe la sociedad en el campo de la salud mental,  en particular a aquellos más vulnerables, los niños, y la sobre medicación y el acceso a la libertad de tratamientos, fuera del exclusivo farmacológico, que da lugar al control y a la normalización de las conductas de estos niños.

Dejar un comentario