Dependencia emocional

Dependencia emocional

Publicado en: Artículos | 0

Uno de los motivos de consulta más frecuente en las consultas de psicología es la dependencia emocional. Se trata de  un problema por el que se sufre una especie de “enganche” de la pareja porque existe una necesidad muy grande y continua de afecto.

Las relaciones con dependencia emocional se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro. Para el dependiente esta situación afecta de forma negativa a su autoestima y a su salud física y/o mental. Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos nulos o fútiles.

Los dependientes emocionales tienen una necesidad excesiva de afecto y de ser queridos y tratarán de conseguir este afecto a lo largo de sus diferentes relaciones de pareja. Muestran una clara resistencia a perder la fuente de seguridad y afecto que constituye su pareja. Tienen intenso miedo a la soledad y pánico a la ruptura.

Generalmente, el dependiente emocional busca parejas dominantes, de carácter fuerte, más bien egoístas y egocéntricas, desconsideradas, posesivas e incluso déspotas, capaces de llegar al maltrato físico y/o psicológico, a las que idealizan en extremo. Se vive por y para la pareja.

Es fundamental iniciar una terapia psicológica para conseguir trabajar la dependencia emocional, el reconocimiento y aceptación de la dependencia, reforzar la autoestima, trabajar las relaciones interpersonales y los vínculos, la asertividad, los sentimientos de culpa, rabia, ira, aislamiento, miedo…así como trabajar los estados de animo que se desencadenan de esta situación.

 

Dejar un comentario